WhatsApp Status, el último disparo de Zuckerberg a snapchat antes de su salida a bolsa.

Se lanzó hace unos días la cuarta alternativa a Snapchat, WhatsApp Status. Un último intento de Zuckerberg para hundirla antes de su salida a bolsa.

Hace unos días salió la nueva actualización de WhatsApp, que traía algo completamente nuevo en la aplicación aunque no demasiado en el mercado, WhatsApp Status. Salió así otra app más alternativa a Snapchat, con la que Mark Zuckerberg pone punto y final a una enorme campaña para tirarla y dejarla en desuso a escasas semanas de su salida a bolsa.

En el juicio de ZeniMax contra Oculus, ya Zuckerberg reconoció que uno de los trucos que usaba para “comerse” a las otras empresas era la táctica del miedo, es decir, hacía reconocer a la otra empresa lo arriesgado y difícil que iba a ser seguir siendo una compañía independiente. Lo cual parece cuadrar perfectamente con la estrategia seguida por sus alternativas móviles replicando las funciones de Snapchat.

Para conocer todos los roces entre Facebook y Snapchat hay que remontarse a 2013 cuando Evan Spiegel, director de Snapchat, decidió rechazar la descomunal oferta de 3.000 millones de dólares, la cual fue nada menos que tres veces mayor de lo que había costado Instagram un año antes.

Fue a partir de ese año cuando Facebook trató de dar el salto a la versión móvil. Primero lanzó Home, una personalización de android, y luego, un smartphone HTC. Ambos proyectos quedaron en el olvido.

Finalmente fue en 2014 cuando Mark Zuckerberg dio un golpe sobre la mesa comprando WhatsApp por la friolera de 19.000 millones de dólares. Mientras, en paralelo, instagram seguía creciendo y apretanto a Twitter.

 

El fracaso de Slingshot

Durante 2014 Facebook mejoró su servicio de messenger, el cual era indispensable para mantener una conversación privada online con alguien más de la red. Al tiempo, dejó trabajar de forma independiente a Instagram y WhatsApp, las cuales siguieron creciendo en cuanto a usuarios y desarrollo.

Pero la gran compañía seguía sin atraer a los adolescentes, que quedaban “atrapados” en la red de Snapchat, ya que la idea de subir una multimedia que tan sólo durara 24h en la red era realmente atractiva para los usuarios de esta edad. Para ello, Facebook desarrolló y sacó al público Slingshot, con lo que se te permitía esta opción de compartir publicaciones multimedia que permanecieran temporalmente en la red. Sin embargo, esta App nunca llegó a tener una funcionalidad clara, por lo que acabó fracasando.

 

Cuatro frentes para atacar a Snapchat

La ofensiva final de Zuckerberg contra Snapchat cristaliza en el 2016, casi en paralelo a la aparición de los rumores de una próxima salida a bolsa de la compañía de Spiegel.

Snapchat había ido creciendo estos años y, además de presumir de ser el rey del contenido efímero, se había coronado como la red social estrella en la que tomarse selfies con máscaras virtuales. Ante esto, Facebook decide reaccionar con la compra de MSQRD que posteriormente ha ido incorporando en varias soluciones de Facebook.

Otra de las características de la que Snapchat presumía era la posibilidad de agregar a usuarios a través del escaneo de un código, posibilidad que Facebook también replicó en Messenger EN ABRIL DE 2016.

Sin embargo, el golpe definitivo de Facebook a Snapchat vino de la mano de Instagram. La aplicación fotográfica lanzó Stories en agosto del año pasado y su funcionamiento era igual que el de las publicaciones que en la app del fantasma. Instagram Stories ha resultado ser un éxito para la aplicación y más de 150 millones de usuarios (de 600 millones) usan ya este nuevo formato, frente a los 158 millones de Snapchat.

Esta presión de Instagram no la ha soportado Snapchat, que ha visto como sus visualizaciones se han hundido un 40% en paralelo al crecimiento de la alternativa de Facebook. Es más, en la propia documentación para su salida a bolsa, Snapchat advertía a los inversores que su función estrella estaba siendo copiada por la competencia, lo que le había hecho caer sus ingresos.

Tras el primer derechazo recibido con Instagram, Facebook volvió a golpear a Snapchat lanzando Messenger Day, la misma función de contenido caduco pero esta vez para su aplicación Messenger y sus 1.000 millones de usuarios activos.

 

Facebook y WhatsApp

Después de que Instagram haya hundido las visualizaciones de Snapchat gracias a sus Stories, Zuckerberg va un paso más allá y lleva la opción de contenido efímero a sus aplicaciones sociales más grandes: Facebook y WhatsApp.

Primero llegó a Facebook a través de los usuarios irlandeses, y después lo extendió a 8 países más (entre ellos España). Esta función de momento no está disponible en EEUU donde sí que se puede compartir contenido con caducidad a través de Facebook con Messenger Day.

Finalmente, WhatsApp es la última en plantar cara a Snapchat. Aunque introdujo una serie de características para personalizar las fotos, finalmente fue ayer con motivo del octavo aniversario, cuando la aplicación de mensajería de 1.200 millones de usuarios lanzó WhatsApp Status.

Esta característica permitirá a los usuarios de la aplicación compartir contenido temporal con sus contactos más cercanos, con lo que se podrá restringir las publicaciones a un círculo más pequeño que en Instagram y Facebook, pudiendo ser así la puntilla definitiva al actual de Snapchat, todo a una semana de su salida a bolsa.

Categories
AndroidAppleAppsGoogle PlayiPhoneNoticias última horaTechTech de hoyÚltimoWindows Phone

Estudiante de ingeniería en sistemas de telecomunicación en la Universidad de Málaga.
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

Publicidad
Video
Otros artículos

Relacionado