LG G6 El nuevo gama alta que viene fuerte

El nuevo Lg G6 viene pisando muy fuerte con mucha batería y diseño

LG se la juega con el G6. En un mercado tan frenético y competido como el de la telefonía móvil se puede tener un año fallido tanto por evolucionar demasiado poco – véase HTC – como por pasarse de frenada, como le ocurrió al

Un grande puede no acertar un año – un pequeño siquiera eso – pero dos sería comprar un billete de bajada a los infiernos. Los coreanos son conscientes y por eso con el G6 se han envainado la modularidad con la que arriesgaron el año pasado (bravo por aquél movimiento y las marcas que arriesgan) y han apostado por darle el máximo empuje a un aspecto en lo que destacaron desde el G2 al G4: la relación pantalla / tamaño.

Hemos pasado un día entero con el G6, con una unidad casi definitiva de preproducción (sólo le falta la actualización de software final), antes de su presentación oficial en Barcelona. Estamos por tanto en condiciones de contaros no sólo las características del teléfono, el diseño y sus tripas, sino también todo lo que hemos podido probar y las respuestas que desde los equipos de diseño e ingeniería de LG.

 

LG G6, CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS
DIMENSIONES FÍSICAS148,9 x 71,9 x 7,9 mm (163 gramos)
ACABADO Y RESISTENCIACuerpo de metal con trasera de cristal / Resistencia al polvo y agua IP68
PANTALLAIPS LCD 5,7 pulgadas. HDR 10 y Dolby Vision. Relación de aspecto 18:9
RESOLUCIÓNQHD+ 2880×1440 (564 ppp)
PROCESADOR+GPUSnapdragon 821 (4×2,4 GHz) + Adreno 530
RAM4 GB
MEMORIA32/64 (microSD hasta 2 TB)
VERSIÓN SOFTWAREAndroid 7.1
CONECTIVIDADBT 4.2, NFC, USB-C
CÁMARASCámara trasera normal de 13 MP (f1.8) con estabilización óptica. Cámara trasera gran angular de 13 MP (f2.4) y 125º. Cámara frontal de 5 MP
BATERÍA3300 mAh con carga rápida Quick Charge 3.0
PRECIOPor confirmar

Diseño

Se puede colocar al LG G6 en la línea de diseño que inauguró Sharp y que elevó de forma brillante Xioami con su Mi Mix. Aunque los otros dos conseguían ser más agresivos en la desaparición del marco superior, el G6 llega a un compromiso muy meritorio atendiendo a, según LG, conciliar por primera vez dos exigencias de los usuarios: una pantalla de gran diagonal a lo “phablet” junto a un tamaño que permita manejar con comodidad el dispositivo con una mano en un gama alta que no renuncie a nada a estas alturas.

En mano, tras las horas pasadas con el G6, puedo afirmar que me ha resultado… pequeño. Y es que uno viene de estar abonado a la gama de los mayores (Note, Mate, alguna incursión algo más abajo pero siempre vuelvo al teléfono grande), por lo que el efecto de este terminal es todavía más llamativo. He tenido la sensación todo el rato de que tenía en las manos un terminal de a lo sumo 5 o 5.2 pulgadas cuando ofrece 5.7; de hecho que también sea “estrecho” con unos marcos laterales adelgazados aumenta esa percepción de tamaño contenido.

 

Claro que, a pesar de la pretensión de LG, el G6 no permite un uso en todo su esplendor con una sola mano. No al menos la de un servidor – mido 1.76, una mano de tamaño normal – con la que no acabo de cubrir la diagonal completa con el pulgar. Sí se queda cerca, por lo que es probable (aquí me gustaría darle unos días de uso) que la experiencia sea en todo caso bastante mejor que en cualquier terminal que parta de las 5.5 pulgadas de pantalla. Al menos nos podremos olvidar de las técnicas de “vistas empequeñecidas” mediante software que, sospecho, nadie ha utilizado de forma regular.

En mano, tras las horas pasadas con el G6, puedo afirmar que me ha resultado… pequeño

En materiales tenemos el cuerpo en aluminio con una trasera de cristal… que casi no parece de cristal gracias a la capa de pintura que le han añadido. Hemos jugado con terminales de dos colores, el negro (Astro black según LG) y el de color metal (Ice Platinum, según también LG que además ofrecerá el “Mystic white”), siendo el primero el que más efecto “imán de huellas de las traseras de cristal” ha cosechado… mientras que el segundo con el que hemos pasado el día nos ha sorprendido por el tacto y color tan asimilables a una trasera de aluminio y la escasez de huellas que se quedan en ella. El negro, eso sí, consigue un efecto todavía más llamativo de “terminal sin marcos” al confundirse el lateral con la pantalla.

Hay un pequeño detalle de diseño en el que creo que merece la pena detenerse. La pantalla tiene las esquinas redondeadas, como el cuerpo del terminal. Esto crea un efecto de simetría bastante estético, a la vez que, defiende LG, reduzca el estrés de la pantalla en las caídas y se proteja frente a roturas de la pantalla… aspecto que hemos decidido poner a prueba ¡de momento! Por lo demás, anotar la estrenada resistencia al agua de LG en un modelo para todo el mundo (ya lo tenían en algún teléfono local) cumpliendo IP 68 (resistencia al polvo y a salpicaduras y a inmersiones de hasta metro y medio, 30 minutos en agua dulce)

Categories
CaracterísticasGeeksMWCNoticias última horaReviewsTechTech de hoy

Apasionado del internet en general, creando proyectos y mejorandolos día a día. Me considero un amante del dinero ganado por mis proyectos.
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

Publicidad
Video
Otros artículos

Relacionado